Programa del 26/01/2015.

En el programa del próximo lunes:

Repasamos con nuestros analistas y expertos algunos aspectos de actualidad en política europea de otros meridianos.

Conversamos con el catedrático emérito de la Universidad Complutense Ángel Viñas residente en Bruselas, que en su espacio « A vista de Ángel » nos hablará de diferentes noticias y acontecimientos destacados de esta semana:

El Papa Francisco, Cuba, Grecia, BCE, en fin, una miscelánea de contenidos, y además algo su nuevo libro, « bombazo editorial » según él, sobre Franco en el cuarenta aniversario de su muerte, y que presentará en la Feria del Libro de Madrid. Allí estaremos… »Doctor Livingstone, supongo ».

El catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Santiago de Compostela, Xosé Luis Barreiro, nos hablará de su « Escrito en el aire » de la « vuelta de Aznar ».

El profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad de Castilla la Mancha, Facultad de Toledo, Alfonso García Figueroa, nos ilustrará, desde su particular perspectiva, de filosofía de la vida real y actual, desde la atalaya estilita y docta.

 

-Carlos Tejera-

Qué es el yihadismo y sus consecuencias. Charlie Hebdo.

La marcha republicana en París ha reunido a los líderes de los principales países europeos, e incluso de fuera de Europa, transmitiendo una señal de unidad democrática frente al terrorismo yihadista.

Se ha convocado también, por otra parte, una marcha de “patriotas europeos” por la defensa de valores que ellos defienden, PEGIDA (Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente).

Además del rechazo al islamismo extremista, ¿se está produciendo en Europa un enfrentamiento interno y un aumento del poder de los partidos islamófobos?

 

De todo ello hemos hablado con:
José María Gil Garre, Director del departamento de Estudios del Terrorismo del Instituto de Seguridad Global.

Xosé Luis Barreiro, Catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Santiago de Compostela.

Ángel Viñas, Catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Os esperamos en Círculo Polar,

Carlos.

¡El drama del dracma!

El próximo 25 de enero se celebran en Atenas elecciones generales. Todos los sondeos adelantaban la posibilidad de que Syriza sea el partido ganador, no se sabe, si su mayoría será suficiente para gobernar.

Aunque en los últimos días ha moderado su discurso, tranquilizando, en parte, a sus socios de la UE y a los mercados financieros, está aun por desvelar cuáles serían las consecuencias de sus políticas.

¿Sladrá Grecia de la Eurozona, abandonará el euro, volverá al dracma o a monedas alternativas? Lo veremos en los próximos meses.

¿El fracking fractura la economía mundial? Si el precio del petróleo más que por el subsuelo está por « los suelos », la economía mundial entra en una nueva dimensión, con importantes repercusiones en todos los países y especialmente en los emergentes.

En fin, Europa, entre recortes y rescates…

De todo eso hablamos con ponderación y pluriperspectivas en nuestro Círculo Polar.

Carlos Tejera.

« España acabará siendo un Estado federal, pero no sé cuándo »

El equipo de Círculo Polar, se ha puesto en contacto esta semana con Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla y asiduo comentarista político. El jurista escribió recientemente un artículo en El País llamado ¿Un momento Constituyente? en el que nos hemos basado para realizar esta entrevista. La situación política española está dando mucho que hablar, y Pérez Royo nos da su punto de vista al respecto.

                                       javier-perez-royo

                       Realizado por Teresa Galán y Cristina Legros

¿Por qué Rajoy está perdiendo credibilidad como Presidente del Gobierno?

Porque lo indican así todos los estudios de opinión, que se llevan haciendo desde antes de que llegara a ser Presidente. Rajoy ha sido uno de los candidatos con una valoración más baja, de acuerdo con los barómetros del CIS, antes de la investidura como Presidente del Gobierno, y después de ésta ha ido perdiendo credibilidad a marcha forzada, él y todo el Gobierno, hasta llegar a una situación insólita.

¿Las medidas regeneracionistas no modifican esta percepción de falta de credibilidad?

De momento no lo sabemos, tenemos que esperar a las próximas oleadas que vengan de los estudios de opinión, cómo se reflejan estas propuestas que se han hecho en el reciente debate y ver si han surtido el efecto que el Gobierno piensa que deberían  surtir. Pero de momento no lo sabemos y no parece, por la tendencia que se ha manifestado y teniendo en cuenta la falta de credibilidad desde la que se hacen estas propuestas, que realmente estas medidas vayan a cambiar el Estado.

¿Cuál es la tensión entre legalidad y legitimidad?

El Presidente del Gobierno tiene un mandato, no cabe duda que juega con la legalidad a su favor. Ahora, ¿los ciudadanos se reconocen en el Gobierno actual? No, por lo que es legal pero no tiene la legitimidad de los ciudadanos, porque no se ven representados en él, no lo consideran como su Gobierno.

¿Qué es un momento constituyente?

El momento en el cual la Constitución en vigor deja de ser operativa y en consecuencia tiene que ser derogada, modificada o sustituida por otra.

¿Cómo se puede hacer una reforma constitucional?

Las constituciones deben ser reformadas, la reforma es una expresión del poder constituyente del Estado, un poder que está regulado en la propia Constitución. Por ello, cuando se habla de poder constituyente, se habla de un poder constituyente constituido, en la medida en que afecta al pacto aprobado en la Constitución el pacto constituyente originario; y constituido, porque está prevista esa reforma en el propio texto constitucional. Por tanto, la reforma siempre comporta un ejercicio del poder constituyente constituido. Pero cuando no se hace uso de la reforma y cuando el sistema político se descompone y no es posible reformarlo por las razones que sea, acaba emergiendo un poder constituyente originario que lo que hace es no reformar la Constitución sino cambiarla y sustituirla por otra, lo que se ha hecho en España de siempre, nunca reformas constitucionales, sino sustitución. Y por lo tanto, manifestaciones y ejercicios del poder constituyente originario, y no del poder constituyente constituido o de reforma de la Constitución. Y eso es lo que puede que ocurra en España, en el caso de que no se reforme, puede que nos encontremos con un deterioro tal que tengamos que cambiar la Constitución por otra distinta.

¿A dónde va Cataluña?

No lo sé, no lo sabe nadie. De momento hay una operación puesta en marcha, que yo creo que no va a conducir  a donde los que la han iniciado quieren que lleguen, porque desde mi punto de vista no creo que Cataluña tenga fuerza suficiente para independizarse. Lo que sí tiene es fuerza para hacer muy difícil la gobernabilidad del Estado.

¿Podemos puede gobernar?

¿Por qué no? Si tiene apoyo suficiente podrá gobernar. Ahora mismo se está convirtiendo en un partido con posibilidades de gobernar, es toda la impresión que da, pero tendrá que materializarse. Como no tenemos ningún antecedente de Podemos pues no podremos saber qué es lo que podría pasar. En principio, parece ser que está adquiriendo toda la consistencia de lo que sería un partido de gobierno.

¿Cree que es el momento de que el PSOE redefina su espacio?

Eso no depende del PSOE. Nadie redefine su espacio. Todo partido político, y más un partido de gobierno, pretende ocupar el mayor espacio posible. No tiene un espacio propio, o más bien podríamos decir que tiene un mínimo. Pero después con eso no puede llegar a ser un partido de gobierno, tiene que ir mucho más allá de lo que conocemos como un producto seguro. Pero eso no solo depende de él, depende de él y de los demás. El PSOE se encuentra en una situación muy complicada porque el conflicto territorial  que existe en Cataluña le afecta mucho y lo está debilitando. Y como consecuencia de este debilitamiento, no sólo en Cataluña sino en el resto del Estado, el espacio que se deja libre lo ocupa otra gente. Por lo que el PSOE está intentando resituarse para maximizar sus opciones, pero la verdad es que lo tiene muy complicado

¿Es necesario reformar la Constitución para ir de las autonomías al Federalismo?

Reformar la Constitución es necesario para todo ya. Debería haberse reformado hace muchos años. Y, obviamente, lo que hay que solucionar es el problema territorial y el Estado de autonomía. Yo creo que España ya no tiene posibilidad de mantenerse como forma de Estado en la sociedad española y en consecuencia habría que cambiar a un Estado federal. España acabará siendo un Estado federal, pero no sé cuando.

« España es uno de los sitios de Europa que más esperanza puede generar, en el sentido de cambiar un poco el tablero de juego »`

Guanyem (Ganemos en español), es una organización asamblearia que nace en Barcelona con la intención de ofrecer una alternativa política y luchar por mejorar la situación de los ciudadanos. El movimiento surgió, emergió y tuvo tanto apoyo que decidieron seguir evolucionando hasta plantearse la candidatura a las elecciones municipales de Barcelona 2015. Joan Subirats, uno de sus portavoces, atendió al equipo de Círculo Polar y nos habló de Guaynem, de sus intereses y proyectos.

                                                                                                                                                                                                                                         Por Teresa Galán y Cristina Legros

guanyem_gai_web212

¿Qué es Guanyem?
Es una plataforma ciudadana, que surge en junio de 2014 por la iniciativa de un conjunto de personas no vinculadas con partidos políticos y que tiene una trayectoria en movimientos sociales. Pero también tienen trayectoria en otros movimientos como asociaciones de vecinos, el sector académico, la defensa de la sanidad pública o en temas de ecología como el agua o la energía. Ese conjunto de personas que llegan a ser casi 600 se cuestionan la situación política, de decadencia general y deteriorada en la que nos encontramos. Es por ello que nos planteamos intentar recuperar las instituciones, empezando por las que tenemos más cerca. La hipótesis sería ver si somos capaces de construir un marco en el que mucha gente se pudiera unir a nosotros y socavar a los partidos políticos más cercanos, para construir una candidatura común e intentar ganar en Barcelona en las próximas elecciones municipales de mayo de 2015. Nos presentamos el 6 de junio de este año para saber si teníamos apoyo suficiente para continuar con el movimiento. Pusimos como meta recoger 30.000 firmas antes del 16 de septiembre y un mes antes ya lo habíamos conseguido. Una vez pasado esto, comenzamos a plantear la hipótesis de la candidatura, esto quiere decir, hablar con partidos políticos y ver qué elementos de control de salario no funcionan en el sistema político. Y poco a poco vamos avanzando.

¿Os reducís sólo a Cataluña o tenéis perspectivas de ampliar el espacio geográfico?
Al comienzo sólo era Barcelona ciudad. Lo que pasa es que sabíamos que si éramos capaces de hacerlo bien acabaría teniendo repercusión, porque Barcelona no es una ciudad cualquiera, sino que suscita mucha atención tanto en el resto de Cataluña como en Europa. Y así ha sido, propagando el movimiento Guanyem por otras ciudades como Badalona, Hospitalet, etc.Y luego el movimiento se ha trasladado a otro lugares fuera de Cataluña, como Málaga y Madrid. De hecho, quizás sean los que están más avanzados actualmente. También estamos en Zaragoza, donde hay plataformas muy construidas. Nuestra relación no es de franquicia, no es que nosotros impulsemos los movimientos en otros lugares; la gente que está en una situación parecida a la nuestra han compartido el diagnóstico, se han organizado entre ellos para presentarse a la municipales en los distintos sitios que he nombrado anteriormente.

¿Sois independentistas?
Bueno, en nuestra organización hay de todo. En lo que sí estamos de acuerdo totalmente es en la necesidad de que Cataluña pueda tener y pueda decidir. Pero dentro hay gente que opina que Cataluña debería seguir en España de una forma distinta a la de ahora, una forma más federal; otros que son independentistas, e incluso tenemos anarquistas, gente que está en contra del Estado y a favor de la independencia.

Sois eclécticos, ¿no?
En el sentido de que lo que nos une no es una plataforma que haya surgido alrededor del tema de la independencia, sino que se ha construido alrededor del tema de la desigualdad, de la corrupción política, de la falta de transparencia, de la necesidad de regenerar la democracia y de hacer una participación directa. Por lo tanto, esto ha convocado a gente que está interesada en estos temas pero no forzosamente tiene que estar de acuerdos con otros.

Por ubicaros ideológicamente, ¿os encontráis a la izquierda del PS?
Hombre, cuando nos han preguntado con qué partido nos sentíamos más identificados, no hemos incluido a los partidos del régimen. Los partidos del régimen en Cataluña son el Partido Popular, Convergencia i Unió, y el Partido Socialista. En cambio, sí que nos hemos puesto en contacto y estamos negociando el código ético con Iniciativa per Cataluña, IU, Podemos, Equo, con el partido X y también con las CUP. Pero con los demás hay muy buena sintonía, estamos avanzando.

¿El régimen del 78 ha periclitado ya?
Las bases ideológicas fundacionales del régimen, yo creo que sí.

En ese nuevo modelo, en ese régimen constituyente, ¿las autonomías cambiarían por un Estado Federal?
Como mínimo. Hemos de pensar que actualmente el tema de la crisis para muchos de nosotros se ha convertido en un cambio de época, porque muchas cosas están cambiando, y muy deprisa, y tienen que ver con el cambio tecnológico. Y por mucho que insistan los políticos en que ya vemos la luz al final del túnel, nosotros no vemos que cuando vayamos a salir del túnel el paisaje vaya a ser el mismo, sino uno muy distinto, y por tanto no podemos volver hacia atrás. Ante esto, las Comunidades Autónomas y el sistema de autonomías ha funcionado bien durante unos cuantos años, ahora gente del PP quiere recentralizar, quiere darle más poder al Estado, y nosotros no estamos de acuerdo con esto. Estamos a favor de repensar las cosas y ver que estamos en una época en la que somos interdependientes, pero donde cada uno tiene que escoger un poco sus interdependencias y los puntos en común. El sistema federal está pensado para esto, el Federalismo está pensado para articular cosas que son diversas. Ahora hay gente que entre nosotros piensa que eso ya llega tarde. Por lo tanto estamos en una situación entre el Federalismo y la Confederación, como ideas dentro de Europa. No nos gusta esta Europa, pero pensamos que es necesario una relación con ella.

¿Habéis iniciado ya algún tipo de contacto con Podemos e IU sobre una posible coalición, aunque sea coyuntural, para las próximas elecciones?
Sí, sí, totalmente. Llevamos meses hablando con ellos. De hecho, nuestra intención es tener antes de Navidad el acuerdo con Podemos, Equo, Iniciativa, Procés Constituent, etc. Con todos estos partidos —los más importantes en número son Podemos e Iniciativa—, hemos pactado las bases y ellos han aportado a la redacción lo que para nosotros era un tema básico: el código ético, la limitación del número de mandatos, salarios, evitar las puertas giratorias… Hemos avanzado muchísimo, yo creo que antes de Navidad tendremos un acuerdo, y así podremos plantear ya la candidatura para las elecciones municipales de manera conjunta.

¿Izquierda Unida está dispuesta a diluirse un poco en Podemos, Guanyem… o quiere mantener su marca de fábrica?
En el caso de Barcelona, que es donde conozco un poco más el tema, yo creo que hay muy buena disposición a mantenerse ellos como partido, pero a afrontar, incluso a nivel de marca, las elecciones de manera conjunta. Yo no creo que se deba hablar de disolución, sino más bien de confluencia, alrededor de un programa conjunto, de unas listas abiertas que se tendrán que elegir con la gente. Toda esta operación no tendría visos de credibilidad si no partiera de una gran generosidad, de que todos nos damos cuenta de que las cosas no pueden seguir igual, pero para esto, conviene que los partidos que llevan más tiempo, o los nuevos como Podemos, entiendan que esto es un proceso. De hecho, sabemos que Podemos ha renunciado a presentarse a las elecciones municipales, por lo tanto en ese sentido, está totalmente de acuerdo con nosotros en articular cosas conjuntas.

¿Lo de Podemos es una estrategia para concentrar todo para las Generales?
Si tú creas un partido en el mes de marzo, y en mayo tienes un millón doscientos mil votos, cinco diputados europeos, y las elecciones hoy te dan casi como primer partido, el vértigo que tienes que tener como dirigente de esta formación tiene que ser increíble. Si además, has de pensar en presentar candidaturas para los 8000 municipios de España, entonces ya es alucinante. Yo creo que hacen muy bien en ir con cuidado, presentarse a las autonómicas y a las generales.

¿Piensa que acabaríais fagocitados por Podemos o que cada uno conservaría su independencia o su personalidad?
Desde mi punto de vista, lo mejor sería que Podemos intentara no fagocitar a nadie. Una de las lecciones que hemos aprendido del régimen del 78 y de su deriva es que no es para nada conveniente crear estructuras de partido que acaben incorporando toda la gran fuerza de los movimientos sociales. El dia después de que ganemos Barcelona, si es que ganamos la alcaldía, esperamos que los movimientos sociales nos atosiguen como lo hacen con los partidos ganadores anteriormente; es decir, no se gana lo que queremos ganar solamente desde las instituciones, sino también desde la calle, y por lo tanto, creo que sería muy negativo que cualquier formación política intentara fagocitar a nadie, y entra dentro de nuestro ADN intentar evitar esa lógica.

Danos un análisis prospectivo de lo que va a ocurrir.
Yo creo que estamos ante un cambio de una gran profundidad en España, en todos los órdenes, porque esto no hay quien lo aguante. Entonces creo que probablemente España es uno de los sitios de Europa que más esperanza puede generar, en el sentido de cambiar un poco el tablero de juego. Y esto se puede dar en todo el Estado: con las elecciones generales, Podemos, el PSOE replanteando el artículo 35 de la Constitución…por tanto, los cambios, aquello que empezó en el 11M está teniendo efecto, a nivel de Estado, y esperemos que a nivel de Comunidades Autónomas y municipios. Yo veo que este año 2015 va a ser un año, en este sentido, muy significativo.

« Los populistas han sido hábiles, han sintonizado con la desesperación de muchas personas, que encuentra en el mensaje populista una posible salida »

En el programa de la semana pasada tratamos el auge del populismo en la política actual. En Europa, y ahora en España, los partidos de corte populista están tomando relevancia, especialmente los ultraderechistas. Nos pusimos en contacto con el Profesor Cesáreo Rodríguez Aguilera, Catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona y muy especializado en los movimientos políticos en Europa. En sus respuestas ha hecho una buena diferenciación entre euroescepticismo y populismo, términos que pueden difuminarse en algunos rasgos, sobre todo por las ideas de salida de la UE que regentan los partidos de extrema derecha y además nos ha hablado de las causas del auge del populismo y de la democracia sacrificada en pos de la integración.

  Realizado por Teresa Galán

 ¿Qué es el populismo? ¿Cuáles son sus causas?                                           Populismo es una de las palabras más controvertidas en Ciencia Política, porque admite multitud de significados. A pesar de todo hay un consenso entre especialistas para acotar el fenómeno. El populismo es más un estilo de hacer política que una ideología cerrada, y hay populismos de muchos tipos, históricamente fueron muy relevantes los populismos latinoamericanos: Perón en Argentina, Getulio Vargas en Brasil, Cárdenas en México…En América Latina el populismo tuvo y sigue teniendo un significado progresista. En cambio en Europa, tiene una significación fundamentalmente reaccionaria; es verdad que también hay movimientos populistas de inspiración izquierdistas, pero en su inmensa mayoría está protagonizado por partidos de derecha radical.

¿A qué se debe su auge actual?                                                                                           Para resumir, yo diría que el populismo, centrándonos en el caso europeo, crece fundamentalmente por tres causas: en primer lugar exalta a los nuestros, a la gente corriente frente al sistema, los poderosos, los burócratas de Bruselas; por tanto hay una exaltación ultranacionalista. En segundo lugar, el rechazo de los foráneos, de ese peligro que viene de fuera, de la invasión, que nos traen delincuencia, enfermedades, etc., hay un rechazo xenófobo de los extranjeros, fundamentalmente de los extracomunitarios; y en tercer lugar hay una denuncia a la clase política tradicional, donde todos los partidos tradicionales son unos corruptos, manipuladores, engañan, roban y solo van a lo suyo. Por tanto, el populismo descansa en esta contraposición de “el pueblo es bueno y las élites, unas mafias corruptas que nos roban y nos oprimen” y tiene enemigos muy fáciles de identificar: Bruselas, las élites, los poderosos, etc. Preconiza recetas muy sencillas, donde se ve una solución en la salida del euro, incluso de la Unión Europea, expulsión de los inmigrantes, y de la clase política convencional.

¿Cree que los partidos populistas ofrecen una solución real a los problemas del pueblo español?                                                                                                                     En absoluto. Los populistas dicen lo que mucha gente quiere escuchar, pero después no ofrecen nada, venden humo. El populismo puede tener un discurso que, de entrada, resulte interesante y llamativo, pero si lees la letra pequeña ves que detrás no hay nada, es decir, son consignas fáciles, retóricas, demagógicas, pero sin concreción posible. Es verdad que con los métodos tradicionales se avanza más despacio, pero se puede avanzar; mientras tanto, las recetas populistas son muy llamativas, sugerentes pero inconsistentes, por la falta de precisión y de realismo. Ahora se está discutiendo en España sobre si Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias, podría encarnar un populismo a la española. Yo creo que en Podemos sí que hay algunos elementos populistas, como el discurso por ejemplo, pero parece que está intentando hacer unos esfuerzos por presentar un programa más realista, o al menos dicen que están en ello. Pero es cierto que algunas viejas referencias, como puede ser la actitud reverencial y acrítica hacia el Chavismo, es algo que a mi juicio deberían abandonar cuanto antes, pues nos muestra que sí está el tic populista en esta formación. Habrá que esperar a que acaben sus asambleas  y ver si su programa es aplicable o si es pura retórica.

Se habla de una banalización del concepto  de “populismo” ¿Cuáles son las diferencias entre los partidos populistas y los que no lo son pero se incluyen dentro del mismo saco?                                                                                                       Es cierto que el término populista se ha banalizado, los medios de comunicación en general utilizan un concepto no académico, no científico de populismo, y en este sentido el rótulo sirve para todo. Hay que decir que entre los partidos del sistema, los del bloque central que dominan la escena europea (Partido Popular Europeo, Socialista Europeo y la Alianza de los Demócratas y Liberales Europeos), todo lo que no concuerde con sus intereses es populismo. Yo creo que algunas críticas a la Unión Europea son perfectamente legítimas, es más, son necesarias. Pero hay críticas constructivas, que defienden otra Europa y críticas destructivas, protagonizadas fundamentalmente por la derecha radical, que defiende una salida de la UE o renegociar las políticas de ésta para nacionalizarse y así rebajar el poder de Bruselas. No se deben amalgamar todas las críticas a Europa bajo el cómodo rótulo de euroescepticismo.

¿En qué se diferencian el populismo de derechas del de izquierdas?                      Los partidos de la llamada izquierda radical, por ejemplo, a excepción del Comunismo Ortodoxo que puede considerarse incluso “eurófoba”, quieren otra Europa, y están a favor de la integración europea, aunque critican el modo que se está siguiendo. Por tanto, creo que conviene matizar los términos populismo y euroescepticismo. Dentro de las derechas radicales, los partidos más virulentamente antieuropeistas, suelen ser los de origen neofascistas, Aurora Dorada (Grecia), Jobbik (Hungría) y en cierto modo también el Frente Nacional francés. Pero en cambio hay otros que más pragmáticamente  pueden adaptarse a una Unión Europea meramente económica, como es el caso de la Liga Norte Italiana o el Partido de la Gran Rumanía, que son partidos que saben que sus países no pueden salir de la UE pero sí defienden una renacionalización de políticas.

Entonces las diferencias también están en partidos de una misma ideología…       Sí, porque unos preconizan la salida, otros la destrucción y otros mantenerse dentro pero con algunas reformas. En el campo de las izquierdas radicales básicamente hay dos actitudes: abandonar el euro, más que la UE, aunque hay algún caso como el Partido Comunista Griego que sí defiende la salida de Grecia de la Unión, pero esto es una actitud muy minoritaria; en cambio, la mayoría de partidos de esta familia como Die Linke en Alemania o Izquierda Unida en España, defienden el principio de la integración europea pero con más sensibilización social y más democracia. Por lo que sí hay diferencias entre los llamados partidos populistas, que a veces es un rótulo fácil, que simplifica y no aclara mucho. E igual pasa con el término euroescepticismo. Por tanto, estos dos fenómenos existen, pero deben delimitarse con mucha más precisión.

Es un hecho que ideas que antes eran defendidas por los movimientos antiglobalización más radicales, ahora son compartidas por un grueso de los votantes, ¿se debe esto a una concienciación del pueblo sobre los problemas que se pueden suceder, por ejemplo, de la llamada Troika, a un mayor conocimiento de causa?                                                                                                                                  Yo creo que se debe sobre todo a la crisis económica y al modo que han tenido las autoridades comunitarias de afrontarla. Desde 2008 se están aplicando a ultranza recetas de austeridad ortodoxa que han provocado una tremenda división entre el norte y el sur de Europa, cada vez hay más perdedores y menos ganadores, y esto es lo que ha originado un fortísimo descontento social hacia la llamada Troika, que no existe en los tratados comunitarios y que está formada por  la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y una institución extraeuropea, como es el FMI y que se está entrometiendo en políticas nacionales (pensiones, reforma del mercado laboral, salarios, etc.), algo asombroso. Por tanto, estamos sacrificando la democracia, y se están imponiendo medidas económicas durísimas al sur y al este de Europa que lógicamente han generado protestas. Cuando una parte de la población está descontenta, busca una respuesta política, y los populistas se la dan. Entonces, han sido hábiles en ese sentido, aunque en mi opinión su respuesta sea errónea, cubren un hueco, han sintonizado con la desesperación de muchas personas, que encuentran en el mensaje populista una posible salida. Por tanto, lo que me preocupa es que el grueso de la protesta esté canalizado, no por fuerzas progresistas que quieren otra Europa, sino por fuerzas que son claramente antieuropeistas, y que además tienen una mentalidad ultranacionalista y  muy reaccionaria. Para mí, el verdadero problema está ahí.

¿Están incidiendo los populismos en los partidos políticos tradicionales?                Lo que no se debe hacer es, primero, mantener las políticas de  la Troika de forma inflexible, y en segundo lugar, comprar una parte del programa de ultraderecha, que es lo que fuerzas moderadas están haciendo. Por ejemplo, si la ultraderecha crece haciendo políticas antiinmigración, restrinjamos la inmigración; si crece porque una parte de la población no está de acuerdo con la ley de Libertad de Movimientos, pues restrinjamos el espacio Schengen. Es una barbaridad en dos sentidos: porque representa un paso atrás en las enormes conquistas europeas y porque entre el original y la fotocopia, la gente se quedará siempre  con el original, y por ejemplo, si estás a favor de las políticas contra los inmigrantes no vas a votar a la derecha, vas a votar a la ultraderecha. Es un disparate, y no tiene sentido que las fuerzas moderadas, desde el centroderecha hasta los socialdemócratas, intenten competir y emular a los populistas, para comerles el terreno, porque lo que van a conseguir es legitimar programas regresivos y además no van a competir electoralmente con los auténticos.

Si hacemos un símil, ¿es el populismo la prensa amarilla del entramado político?, con quizás titulares atractivos y contenido de poca calidad…                                 Pues sí, me parece una buena metáfora, el populismo sería la forma banal de hacer política, la forma sensacionalista, superficial, así es. Es una muy buena definición, me quedo con esa comparación.

Igualdad ante la ley, separación de poderes, decisiones del pueblo… son algunas de las bases democráticas. Dada la situación actual, ¿cómo redefiniría la democracia?                                                                                                                        La democracia está muy asociada a los Estados nacionales, entonces lo difícil es construir una democracia supranacional. La democracia descansa, a mi juicio, en dos grandes patas: el principio de mayoría, que correlativamente implica el respeto escrupuloso por las minorías, porque no hay democracia sin oposición; y en segundo lugar, no hay democracia sin Estado de Derecho. La tercera pata es la solidaridad, hemos de recuperar lo mejor que había dado de sí la integración europea, el conocido como el famoso modelo europeo, esa enorme conquista de los treinta años gloriosos del crecimiento europeo, del 45 al 75; el Estado del Bienestar que actualmente se está recortando, es lo que hay que recuperar. Por tanto, yo definiría la democracia en el sentido linconliano, en el sentido del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, con respeto a los derechos de las minorías, a la división de poderes del Estado de Derecho y con solidaridad social. Lo difícil es trasponer todo esto a nivel europeo; la UE, como órgano con identidad supranacional, padece un déficit democrático que no está resuelto. Tiene una arquitectura institucional incomprensible para los ciudadanos, unos procesos muy complejos y oscuros, y la ciudadanía está muy poco involucrada en asuntos europeos, como se confirma por ejemplo, con el enorme abstencionismo en las elecciones europeas.

Y para terminar, ¿está entrando Europa en una nueva era populista?                           Me temo que en gran parte sí, no veo que de momento los partidos del establishment, los convencionales, se hagan una crítica menos limitada, y mientras que no se cambie el rumbo no soy muy optimista. Por tanto, creo que la Unión Europea debería rectificar sus políticas económicas y debe perder el miedo al debate y a la confrontación. Hacer más política en el Parlamento Europeo y menos tecnocracia, para que el ciudadano vea más alternativas. El pluralismo es riquísimo y es lo que a la Unión Europea le hace falta.

« Lo que no podemos obviar es que existen conflictos en otros sitios, existen personas que no tiene más remedio que huir de estas zonas y que la solución no construir una fortaleza »

Galerie

Cette galerie contient 1 photo.

  El trato que se les está dando a los inmigrantes que intentan saltar la valla que separa Marruecos de España ha suscitado una gran polémica, tanto es así que la Comisaria  Europea del Interior, Cecilia Malmstrôm, envió una carta … Lire la suite

Tres eurodiputados catalanes hablan sobre el 9N y las estrategias a seguir

En el primer programa de Círculo Polar abordamos la cuestión de la Independencia catalana debido a la suspensión de la consulta del 9 de noviembre por el Tribunal Constitucional. Para muchos catalanes esto fue un límite a la expresión de su voluntad, pues con esta consulta promovida principalmente por el President de la Generalitat, Artur Mas,  se conocería la opinión de los ciudadanos sobre si Cataluña debe o no debe ser un Estado independiente.

 Por Teresa Galán y Cristina Legros
El equipo de Círculo Polar se puso en contacto con representantes políticos de los principales partidos soberanistas catalanes en el Parlamento Europeo.  En las opiniones de los entrevistados se atisban las diferencias respecto a la visión de Cataluña y el consenso total en la necesidad de expresión del pueblo catalán.

esquerra

Josep María Terricabras, filósofo, catedrático y político español. Este barcelonés, eurodiputado por Esquerra Republicana en la legislatura de 2014-19, defiende el « Derecho a decidir » y niega la posibilidad de un Federalismo.

images (2)

Francesc Gambús, es licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. En 1995 comenzó a militar en las juventudes de Unió Democrática de Catalunya (UDC), siendo en 2014 candidato a las elecciones europeas y convirtiéndose en Eurodiputado.  

images

Ramón Tremosa es un economista y profesor universitario catalán. Designado por Convergencia Democrática de Catalunya como cabeza de lista en la Coalición por Europa formada por CDC, Unió Democratica de Catalunya y PNV en las elecciones al Parlamento Europeo en 2009, fue diputado electo y lo seguirá siendo tras las elecciones del 2014.

¿Qué piensa acerca de la suspensión de  la consulta de la soberanía del 9 de  Noviembre?

Josep María Terricabras :

Ha sido una pequeña sorpresa, pues  hasta este momento los cuatros bloques que defendían el 9 de Noviembre iban en una línea determinada. Pero el Gobierno Catalán no ha querido un choque frontal con el Gobierno español y ha decidido que aquella consulta, que tenía que ser según una ley catalana, denunciada e impugnada por el gobierno español, no se celebraría de aquella manera, sino de una forma mucho más light, mucho más suave, como será la participación de ciudadanos que libremente quieran ir a votar. A mí no me gusta la solución,  pero seguramente es mejor que nada. A lo mejor nuestros ciudadanos se deciden a ir a votar en masa el día 9. Si fuese así tampoco sería un mal resultado.

¿Cuál es el siguiente paso en la expresión catalana y futuro de Cataluña?

J.M.T.:

Bueno, el siguiente paso en la independencia catalana me gustaría que fuese rápido, sería ir a unas elecciones plebiscitarias, aunque no exista este concepto legalmente, en el que varios partidos soberanistas fueran elegidos. Este sería un punto muy importante, sería como un gran referéndum, además de legal, porque las elecciones todavía son legales en España, no sé por cuánto tiempo porque el Partido Popular no tiene un carácter democrático y entusiasta. Pero bueno, esperemos que siga habiendo elecciones y por tanto, estas elecciones serían las que darían pie a expresarnos como catalanes sobre nuestro futuro, tanto los que quieren la independencia como no.

Respecto al futuro, estoy absolutamente convencido de que Cataluña será independiente. Creo que antes de que termine esta legislatura que hemos empezado en el Parlamento Europeo, Cataluña conseguirá la independencia. Los tiempos se aceleran enormemente, cuando uno piensa cómo estaba la situación de Cataluña hace dos años y como está ahora se da cuenta del cambio brutal. Esto es como un divorcio, no se puede alargar por mucho tiempo discutiendo y hablando, se toma una decisión en un sentido o en otro.

Ramón Tremosa :

El futuro de Cataluña no lo sabe nadie, pero lo que sí podemos decir es que hace dos años el presidente Artur Mas vino a Bruselas y anunció antes de las últimas elecciones catalanas que si los partidos catalanes a favor de la independencia obtenían votos suficientes para hacer un referéndum, se haría. En 2012 los votantes de Cataluña dieron dos tercios de votos a partidos que querían un referéndum. También el presidente Artur Mas dijo entonces que si se prohibía el referéndum como ha pasado finalmente, el último paso serían unas nuevas elecciones, donde diferentes partidos acudirían con un programa electoral en el cual se pediría una declaración unilateral de independencia. A partir de lunes lo que se tendrá que concretar es cuándo se convocan estas elecciones y si hay una participacion aún más grande. Si se obtiene un mandato democrático se procederá a declarar la independencia.

Francesc Gambús :

El futuro de Cataluña es seguir existiendo como ha existido siempre. Seguir queriendo expresar su voluntad y cómo quiere construir su futuro. Y si no ha podido ser el 9 de noviembre, como debería haber sido, pues será otro día, pero el pueblo de Cataluña expresará su opinión en las urnas como es debido en algún momento.

Al día siguiente al 9 de noviembre los partidos políticos catalanes, todos los que quieran, deberíamos poder sentarnos otra vez, analizar la situación e intentar desde el máximo consenso posible seguir avanzando, no hacia la independencia, sino hacia la posibilidad de que la sociedad catalana pueda expresar su opinión sobre cuál quiere que sea su futuro.

Se habla últimamente en la prensa española sobre la dimisión de Artur Mas, ¿lo ve posible?

R.T.:

¿Dimisión? ¿Por qué? Hace once años que se le da por muerto, pero ahí está. Como decía el último artículo del Financial Times de Tobías Buck, Mas está demostrando una gran capacidad de supervivencia. No se crean la propaganda fácil porque el señor Mas es muy popular; cuando va por Cataluña por las calles la gente le quiere, le aplaude en los foros empresariales, en los debates. Una cosa es la prensa de Madrid, que hace sus titulares inventados y que deforman la realidad.  

F.G.:

Veo que el President Mas no tiene en su cabeza la posibilidad de dimitir, el suyo es un carácter de alguien que no abandona así como así. Yo no percibo que esté en sus planes dimitir, sinceramente.

Tras la suspensión de la consulta, Artur Más hablaba de la falta de consenso de los partidos, ¿en qué situación se encuentran ahora mismo los partidos soberanistas?

J.M.T.:

Ahora un cierto malestar sí que hay. Creo que el Gobierno se ha desmarcado de las líneas que habían tomado todos juntos, por ahí sí que se puede decir que hay un cierto malestar, una cierta insatisfacción. Pero hay positivismo, porque el objetivo principal sigue en pie. La consulta digamos que era un paso importante, porque era un referéndum para conocer la situación de los ciudadanos, pero también hay que reconocer que era una consulta no vinculante. Si vamos a unas elecciones en la que los partidos que se presenten se comprometan, serán vinculantes para que la opinión de los ciudadanos sea luego tomada en cuenta por los electos.

R.T.:

Todos están haciendo campaña por el sí, aunque es verdad que hace tres semanas hubo un desacuerdo entre Esquerra Republicana y Convergencia, que hasta ahora siempre habían ido juntos; pero ese desacuerdo era solo de matices, de plazos y de condiciones, no afectaba al objetivo final. La verdad es que ahora está haciendo campaña a favor de la consulta y la está haciendo junto a todos los otros partidos, incluso también Iniciativa per Catalunya votarán en el referéndum del domingo y más de la mitad de sus dirigentes a favor del doble sí a favor de la independencia. Por lo tanto tendremos desde partidos demócratas cristianos hasta liberales, socialistas, verdes, republicanos, comunistas y antisistema a favor de la libertad de Cataluña.

F.G.:

Hay un consenso en que la población catalana quiere expresar su opinión y ese consenso vas más allá de los partidos catalanistas, soberanistas, nacionalistas… porque también está el Partido Socialista, por ejemplo. Es el consenso de que la sociedad catalana tiene que poder expresarse. Y a medida que vamos estrechando las opciones, el consenso es más estrecho también.

¿Está limitando el Estado español la expresión de los catalanes?

R.T.:

Esa es la opinión mayoritaria de Cataluña, o sea, hay un mandato democrático mucho mayor del que había en Escocia, porque en Escocia sólo votó el 50% del senso y sólo había un 51% de los diputados a favor del referéndum y allí Inglaterra lo respetó. En Cataluña esta mayoría es mucho más abrumadora y se está negando al pueblo catalán, ni tan siquiera se le reconoce como tal. 

F.G.: Yo creo que el gobierno del Partido Popular está en un proceso de recentralización que, efectivamente, pretende que para poder sentirse español tenemos que dejar de ser catalanes. Y ahí está la causa de este movimiento, que no es impulsado por partidos, ni por un liderazgo mesiánico. Este proceso está impulsado por la sociedad civil, por gente de la calle, gente que en ningún momento se ha metido en política y que se ha hartado de esta presión y de este proceso recentralizador que pretende, por un lado, cerrar el espíritu de la Transición y construir un Estado cada vez más moderno desde el punto de vista de Madrid, y por otro, limitar la posibilidad de ser catalanes y españoles a la vez.

¿Es para usted una solución el federalismo?

J.M.T.: Es una gran cosa para los que lo defienden, pero en España no lo ha defendido nadie. Cuidado, en Cataluña sí, Pi i Margall lo defendió, pero no hay federalistas en España. El que es federalista en Cataluña lo tiene crudo, lo tiene muy difícil. Es como el que quiere casarse y nadie quiere casarse con él. No hay federalistas, ahora aparece el término “federalista” desde diferentes ámbitos españoles porque no saben qué hacer. No saben cómo combatir el empuje independentista, pero nadie lo quiere. Por ejemplo, nuestro Estatuto de Autonomía, que se aprobó en 2005, se corrigió enormemente, se lapidó en 2006 y el Tribunal Constitucional acabó de rematar, era un esfuerzo federalizante, caminaba hacia la federalización en España. Pero si el Tribunal Constitucional  te dice que tú ya no eres una nación, que la lengua española tiene preferencia frente a la catalana, te dice que tú tienes que pagar por la solidaridad sin límites, es decir, limita aquel texto legal, ¿cómo vamos a ir hacia un federalismo con estas ideas? Es imposible.

Si me preguntas si es una solución, ¡no!, no es que no sea una solución, no es ni un proyecto. Es decir, la reforma Constitucional en España es para echarse a temblar. Lo del federalismo son ganas de hablar, pero es para entretenerse.

R.T.: Es que como no he conocido ningún federalista en España es como si me preguntas si hay vida en Marte. No he conocido a ningún marciano todavía, el día que lo conozca veremos…

F.G.: No solo es factible; para nosotros, para Unió Democrática de Catalunya, ha sido siempre deseable, desde el año 31. Y precisamente el 7 de noviembre, que celebramos el 83 aniversario de la formación del partido, ha sido la Confederación de los Pueblos de España. Por esta Confederación estamos trabajando desde 1931. Para nosotros es factible siempre y cuando haya alguien al otro lado que quiera ir por ese camino, de momento parece que no hay nadie.

Lola Sánchez: « Pablo Iglesias es nuestro mejor portavoz, lo queremos como tal, y no como Secretario General »

Con motivo de la celebración de la Asamblea de puertas abiertas organizada por Podemos, entrevistamos a Lola Sánchez. Licenciada en Ciencias Políticas, esta portavoz del emergente Partido Político trabajaba de camarera antes de ser elegida como Eurodiputada, y ahora defiende la propuesta de “Sumando Podemos”, realizada por Pablo Echenique, y que dando una alternativa a la de Pablo Iglesias, difiere de ésta en algunos aspectos y muestra una política más continuista en la organización interna de Podemos.

                                                                 Por Teresa Galán y Cristina Legros.

lola sanche

Cómo pasa Podemos de ORGANIZACIÓN ASAMBLEARIA a PARTIDO POLÍTICO?

Desde mi opinión, lo de partido político es una cuestión puramente legal. A mí me gustaría que siguiéramos siendo asamblearios y que no nos convirtamos en un partido político tradicional; esa es la propuesta de “Sumando Podemos”. Está claro que tenemos que tener cierta organización, porque hay que tener continuidad, y no convocar la asamblea ciudadana (con todas las personas que participan en Podemos) para todas las decisiones, pero defendemos que esta Asamblea sea el órgano pincipal, donde se tomen las decisiones más importantes.

Según palabras de Pablo Iglesias, en el Consejo Ciudadano de 99 miembros había mayor probabilidad de intrusismo, ¿qué opinas sobre ello?

Claro que puede haber intrusismo, pero el mejor control contra éste son los propios ciudadanos, el control colectivo. Nosotros defendemos eso, el intrusismo se soluciona con un control ciudadano, horizontal, no de arriba a abajo, porque entonces destruimos todo lo que hemos construido hasta ahora.

Se habla de las “puertas giratorias” y ahora se contraponen a las “puertas abiertas”, ¿son esas asambleas de puertas abiertas un símbolo de transparencia frente a la opacidad de los demás partidos?

Claro, por supuesto, nosotros defendemos las puertas abiertas para todo. El debate abierto y público, donde todo el mundo pueda participar, y el que no esté presente pueda asistir y enterarse de lo que se está hablando, decidiendo y debatiendo. Y ese es el control colectivo, el mejor control democrático que se pueda tener. Que la gente esté enterada de todo, y pueda opinar, proponer, debatir y llegar a consensos.

Hemos escuchado reiteradamente que las dos propuestas de organización de Podemos son más enriquecedoras que “divisoras”, ¿crees que estas pequeñas diferencias pueden en algún momento crear verdaderas grietas dentro del partido?

Bueno, son diferencias de opinión sobre la visión de cómo tenemos que organizarnos internamente. Pero los grandes consensos, la política que queremos llevar a cabo, sobre los liderazgos, sobre quiénes son nuestros grandes enemigos ahora mismo, como la casta y los grandísimos poderes económicos, sobre eso hay un amplio consenso, sobre eso no hay duda. Ahora lo que tenemos que hacer es podernos de acuerdo en cómo organizarnos, para que sigamos siendo tan democráticos como hemos nacido: democráticos espontáneos, libres y con buenas intenciones entre nosotros. Lo que no queremos es que parezca una lucha interna de poder, ni muchísimo menos un debate sobre liderazgos, porque eso lo tenemos todos clarísimo, Pablo Iglesias es nuestro mejor portavoz; decimos nuestro “mejor” portavoz porque lo queremos como tal, y no como secretario general. Esta es la gran diferencia, pero también la única que tenemos dentro de Podemos.

Y hablando de las “castas”, todo lo que hace Podemos, ¿es un aire fresco contra ellas?

Por supuestoComo te decía, sabemos perfectamente dónde está nuestro enemigo, aunque a mí particularmente no me gusta esa palabra, pero se puede decir que sí, que son enemigos de la democracia, de la gente corriente, de la gente decente y de los trabajadores, pequeños empresarios, parados, jóvenes, estudiantes, jubilados… y vamos todos a una, contra esa casta que sólo busca sus propios beneficios y sus intereses.

Me remito a tus palabras “Sumando Podemos es el que mejor refleja en su borrador el sentir de las bases”. En estos borradores se resuelven conflictos y problemas de pura actualidad, como pueden ser las vallas antipersona o el Estado Palestino. Personalmente, ¿cuál es el aspecto que más te motiva?

A mí lo que me motiva es poner en marcha a la gente, a la gente corriente, y que sigan en marcha los que ya se han puesto. La gente que ha creado círculos en sus pueblos y en sus ciudades, para intentar darle la vuelta a la tortilla de lo que estamos viviendo. A esa gente no la podemos perder. Esa gente se ha « empoderado ». Ellos solos, espontáneamente, han montado círculos en sus pueblos, sin que nadie haya ido a decirles cómo tienen que hacerlo; se han organizado, se han puesto a trabajar de manera totalmente voluntaria , dejando muchas veces de lado sus familias y amigos, por el bien común. Y esa gente es el valor de Podemos, el verdadero valor, mucho más que el que va solamente a echar una papeleta a una urna. Para mí eso es lo valioso de Podemos, aquellos que se han movilizado, miles y miles, por toda España, y yo por esa gente es por quien quiero luchar, y son ellos los que tienen que seguir trabajando. Hay que darles espacio, para que tengan poder, se sgan « empoderando » y « empoderen » a los que tienen al lado. Esa es mi principal motivación para apoyar este documento.

Frente a las opiniones que se centran en la impresión de escisión o división que puede causar la portavocía plural ¿Qué dirías?

Que no es cierto, porque es lo que teníamos hasta ahora. Podemos, desde que nació, ha tenido a Pablo Iglesias como su portavoz principal, pero aquí ha habido una coralidad de voces: Iñigo, Monedero, Carolina Bescansa, Luis Alegre, Pablo Echenique, Teresa Rodríguez…Todos hemos sido portavoces, todos estamos siendo portavoces de Podemos, y no hay ninguna disensión, no nos llevamos la contraria, todos llevamos el mismo argumento, y ha funcionado muy bien. Entonces, yo no entiendo ahora por qué hay que cambiar eso, si hemos llegado a donde estamos funcionando de esta manera, ¿por qué nos tenemos que quedar solamente con una voz y que además sea Secretario General y que acumule un poder que ahora mismo no tiene, y que no necesitamos. Por ello pienso que la propuesta “Sumando Podemos” es la más continuista en cuanto a la forma en la que hemos trabajado. Hemos llegado hasta aquí funcionando así, y nos ha ido bien.

¿Tiene la figura de Pablo Iglesias demasiado protagonismo o cuenta con el total apoyo de Podemos?

En eso hay un absoluto consenso, la figura de Pablo Iglesias es indiscutible, su liderazgo y el papel que ha tenido en la construcción de este sueño, pero como te decía, nosotros pretendemos ser continuistas. Pablo Iglesias hasta ahora ha sido un portavoz, un lanzador de ideas, por así decirlo, un movilizador de masas y de gente, y queremos que siga siendo eso. Creemos que no necesita tener más poder del que tiene, porque ya tiene muchísimo, es el referente de Podemos y de muchísimas personas en España ahora mismo, y queremos que siga siendo así.

Si ganáis la candidatura, ¿podréis recuperar la llamada “fuga de cerebros” de España?

Es una de nuestras prioridades. Los exiliados, que están viviendo fuera obligados, que se han ido sin querer, son uno de nuestros pilares, porque es una injusticia y una pérdida de valor enorme para nuestra sociedad y para el país, porque se están yendo los mejores. Pero mucha de esta gente también se ha organizado dentro de Podemos, ha montado sus círculos en el extranjero y son un grandísimo potencial. Tampoco los queremos perder, porque les necesitamos, necesitamos que nos digan, que nos muestren el camino, que nos cuenten lo que están viviendo, y que sean parte activa de esto. No queremos ser un partido donde digamos a la gente qué tiene que hacer, ni que digamos: “¡Vamos a hacer esto por vosotros!”, sino que nos juntamos todos, y trabajamos todos para todos.

Bienvenue sur notre Blog!

Bienvenue dans Réseau Blogs Radio Alma FM Bruxelles.

Vous trouverez dans ce blog des informations sur votre émission préférée.

Cet espace évolue fréquemment au rythme des publications que vos animateurs ont le plaisir de partager.  Tout ce que vous voulez savoir sur votre émission se trouve ici. Ce blog est le complément et relais privilégiés de votre émission que vous auditeurs et amis de Radio Alma attendent!