Una madre coraje: un gran ejemplo para la sociedad

María del Mar Bermúdez es la madre de Sandra Palo, la joven de 22 años, pero con mentalidad de 12, a la que cuatro salvajes violaron, atropellaron y quemaron (la rociaron con gasolina cuando aún estaba viva…) cuando volvía a su casa, el 17 de mayo de 2003. Desde entonces, María del Mar no ha dejado de luchar para que se haga justicia por este crimen que la Fiscalía consideró « el más vil de la historia ». Tres de los asesinos de Sandra eran menores de edad cuando cometieron aquel acto cruel y despiadado. Les impusieron « penas irrosorias » según nos dice su madre y, como ella misma predijo, desde que salieron de los distintos centros, no han parado de delinquir. María del Mar consiguió 1.500.000 de firmas para que se reforme la Ley del Menor, pero ya no se sabe qué fue de ellas… A pesar del agotamiento tanto físico como psicológico que le produce esta lucha y aunque dice que, después de tantos años, no cree en la Justicia, aunque sí en el trabajo de la Policía, está dispuesta a seguir luchando… Una madre coraje que es un ejemplo para todos nosotros.  

Extracto del artículo firmado por Mónica G. Alvarez en « La Vanguardia » el 18/05/18.

“Una de las muertes más desproporcionadas, viles, inhumanas y sangrantes que existen”. Así recogió el Ministerio Fiscal en su conclusiones definitivas ante la Audiencia Provincial de Madrid, cómo habían perpetrado los por entonces acusados uno de los crímenes más terribles en la crónica negra española. El caso de Sandra Palo hizo tambalear los cimientos de la sociedad y también el de la justicia. A la joven madrileña de 22 años con una leve discapacidad intelectual la secuestraron, violaron por turnos, la quemaron comprando un euro de gasolina y atropellaron hasta en quince ocasiones. Su cuerpo apareció en una cuneta de la carretera de Toledo (N-401) a la altura de localidad madrileña de Leganés en 2003. ».

Wikipedia:

Los acusados en el asesinato de la joven eran cuatro, tres de ellos menores:

  • Francisco Javier Astorga Luque, apodado El Malaguita por haber nacido en dicha ciudad, con 18 años y cinco meses al momento del crimen y detenido el 12 de junio en el distrito de Puente de Vallecas (barrio de Madrid) tras robar un vehículo y atropellar a un peatón. Fue condenado a 64 años de prisión por tres delitos de violación y uno de asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento.
  • Ramón Santiago JiménezRamón y José Ramón Manzano ManzanoRamoncín, ambos de 17 años, detenidos a finales de junio de ese mismo año en sus domicilios de la Cañada Real y Alcorcón. Fueron sentenciados a cumplir 17 años de internamiento. Cumplieron condena desde octubre de 2003 hasta 2012. Ambos continuaron delinquiendo.
  • Rafael García FernándezEl Rafita, miembro de la banda El chupete. Contaba con 14 años en el momento de su detención. Tenía antecedentes por haber disparado con una escopeta de perdigones a cuantos pasaban por una avenida de Villaviciosa de Odón, llegando a herir a varios viandantes que requirieron de asistencia sanitaria. Por el caso del asesinato de Sandra Palo fue acusado de secuestro, violación y asesinato y puesto en libertad del Centro de Internamiento El Renasco de Carabanchel, tras cumplir 4 años de condena. Continuó delinquiendo e ingresó en prisión por reincidencia multiples veces.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *