Bélgica sube a bordo del Orient Express gracias al museo Train World

¡Pasajeros al tren! Los viajeros más rezagados todavía pueden comprar el billete para subir al vagón de uno de los trenes más lujosos del mundo, el Orient Express. Además, pueden hacerlo sin necesidad de llevar equipaje gracias a una muestra que se puede visitar hasta el 17 de abril en el museo Train World, ubicado en la comuna de Schaerbeek. 

El Orient Express fue el nombre del servicio de tren de larga distancia que cubría la ruta París – Estambul, pasando por Bucarest y por la capital de hungría, Budapest. Se inauguró en 1883 y desapareció en 2009, aunque ahora hay algunas empresas que ofrecen este servicio, podríamos decir que no es el original. Por sus vagones desfilaron pasajeros que incluían desde millonarios y políticos, hasta miembros de la aristocracia europea. Además, ha servido de fuente de inspiración para artistas y escritores como Agatha Christie.

Su creador era belga, se llamaba George Nagelmackers y fue el fundador de la empresa belga que trajo los vagones cama a Europa. Para ello, se inspiró en una idea similar que puso en práctica George Pullman en Estados Unidos pero este belga fue quién la trajo a Europa. En la década de 1930 el Orient Express alcanzó su auge máximo, con tres servicios atravesando Europa: el Orient Express original, el Simplon Orient Express, y el nuevo Arlberg Orient Express.

Todos los detalles están en el museo, una experiencia muy recomendable y adaptada a todo tipo de público desde niños hasta personas con necesidades especiales. El responsable de Train World, Thierry Denuit, vino al programa para hablar de esta exposición y de todas las experiencias que ofrece el museo.

Soyez le premier à commenter

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.


*