« Pedimos que vuelvan las ventanillas de atención ciudadana porque el mundo digital deja fuera a muchas personas »

Centenares de personas salieron a las calles de Bruselas el jueves 8 de septiembre con motivo del Día Mundial de la Alfabetización. Los manifestantes criticaron la digitalización de los servicios públicos porque deja fuera a las personas analfabetas y a aquellas que no tienen competencias telemáticas. Para que estos usuarios recuperen la independencia a la hora de realizar trámites de la vida cotidiana, piden la vuelta de taquillas, los puntos de información y las cartas al domicilio. Convocados por varias asociaciones de este ámbito, los manifestantes alzaron la voz delante de la Tour des Finances y de la Comuna de Schaerbeek.

Se estima que en el mundo hay más de 700 millones y medio de personas analfabetas. En Bélgica, una de cada diez personas no sabe ni leer ni escribir, según datos de la entidad Lire et Écrire. Para estos usuarios, trámites tan cotidianos como pedir cita en el médico o en la comuna se convierte en una odisea. Un desafío que afecta también a quienes no tienen competencias digitales suficientes como, por ejemplo, las personas de la tercera edad.

Personas como Iria Galván, de la asociación Lire et Écrire, o el experto en materia Guillermo Kozlowski han puesto esta problemática sobre la mesa en Bruselas.

Soyez le premier à commenter

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.


*