Ucrania es un país independiente y no podemos rendirnos

Lo dice Anastasia, una joven ucraniana que llegó hace seis años a Bruselas por motivos de trabajo. Su familia permanece en Ucrania y, de momento, tienen comida. Sus padres no quieren salir de su ciudad porque tienen allí a los abuelos de Anastasia, que son mayores y porque, además, al parecer los rusos están atacando los coches que circulan por las carreteras. Sólo quiere que acabe la guerra, que termine la invasión cuanto antes. 

 

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.