Les promenades de LB: Visitamos la Catedral de Bruselas

La catedral se encuentra en la encrucijada de dos importantes caminos antiguos de Flandes a Colonia y de Amberes a Mons.  La construcción del edificio actual, de estilo gótico brabantino y comenzó con el coro en 1226. Por su parte, la nave y el crucero son de los siglos XIV y XV. Aún hoy, este lugar de oración sigue haciéndose eco de los acontecimientos de la vida nacional, social, religiosa y cultural de la ciudad y del país. Es también un lugar de encuentro ecuménico y acoge también espectáculos artísticos.

Junto con la Catedral de San Rombaut de Malinas, se convirtió en la « sede del arzobispo de Malinas-Bruselas ».
La Catedral fue completamente restaurada entre 1982 y 1999 y se descubrieron los restos de la iglesia románica y la cripta románica bajo el coro actual. 

Santos y leyenda

La catedral está dedicada al arcángel Miguel y a Santa Gúdula. El primero es el patrón de Bruselas porque según la leyenda, Lamberto II, conde de Lovaina y gobernador de Bruselas (1041 – 1063), fue condenado a muerte por su padre Enrique I por secuestrar a su prometida. Para librarse de la condena, Lambert invocó a San Miguel, que favoreció una huida providencial. El Conde lo proclamó entonces patrón de Bruselas.

Cuenta la leyenda que Santa Gúdula iba todas las mañanas a la iglesia del Santo Salvador, que estaba a dos leguas de su casa en Moorsel antes de que cantara el gallo. El diablo, queriendo desviarla del camino correcto, le apagó la vela que llevaba, pero la santa pidió a Dios y se encendió de nuevo. Por eso, es representada con una vela encendida y un demonio queriendo apagarla.  

Hace algunos años, el Ayuntamiento de Bruselas la rebautizó como Catedral de San Miguel en honor a su patrón pero la población se negó a aceptar el cambio y siguió llamando a la catedral Santa Gúdula. Tras este fracaso, las autoridades municipales volvieron a rebautizar la catedral con su nombre actual, Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

La historia del edificio

Ya en el siglo IX, probablemente existía en este lugar una capilla dedicada a Saint Michel. En el siglo XI fue sustituida por una iglesia románica. La construcción de la catedral de San Miguel y Gúdula se emprendió a principios del siglo XIII bajo el impulso de Enrique I, duque de Brabante. Este periodo coincide con la aparición del estilo gótico de Brabante. Se necesitaron casi 300 años para completar esta gigantesca obra, que se terminó durante el reinado del emperador Carlos V.

El estilo gótico brabantino o brabanzón

Al igual que en la parte norte de Francia, las iglesias brabantinas tienen una gran planta cruciforme de tres naves (nave central y dos laterales) y un coro rodeado por un deambulatorio semicircular con capillas radiantes. En este estilo, los rosetones son reemplazados por grandes vidrieras para no interrumpir el ímpetu vertical. Las iglesias góticas brabantinas se caracterizan por el uso de piedra arenisca o caliza de color claro.

Volvemos a la catedral…

El coro ha sido restaurado y su cabecera es la parte más antigua de la catedral. En este coro, las excavaciones han revelado la existencia de una cripta -¿quizás la de Santa Gúdula? – donde se conservan los restos de hermosos pilares románicos de piedra marrón, así como grafitos románicos, lo que lo convierte en el monumento más antiguo de Bruselas que se puede visitar.

La capilla de Nuestra Señora de la Liberación se construyó a petición de la infanta española Isabel, hija de Felipe II de España y se terminó en 1649. En esta capilla también hay mausoleos erigidos en memoria de las familias nobles del país.

La Capilla del Santísimo Sacramento alberga multitud de objetos litúrgicos y religiosos bien conservados, así como algunas túnicas, cruces, relicarios, cálices, algunos retablos y esculturas. También hay hermosas vidrieras que datan de 1540, que son más grandes que las de la catedral.

Se construyó en el siglo XVI durante el reinado de Carlos V en estilo gótico flamígero para albergar el Sacramento del Milagro, tres hostias consagradas reputadas como milagrosas que, según la leyenda, fueron profanadas por los judíos en 1370 (un episodio que sigue siendo objeto de controversia, ya que se enmarca en el clima de persecución y violencia antisemita de la Baja Edad Media).

Qué ver en la catedral

  • Visitas arqueológicas: Ya antes de la última guerra se detectó la presencia de una dependencia románica anterior a la actual catedral gótica. Para que los visitantes se hagan una mejor idea de la ubicación de esta antigua iglesia se han marcado en el suelo de la actual iglesia gótica con un pavimento más claro compuesto por piedra blanca de Vinalmont. El resto del suelo de la catedral es de piedra gris de Tournai.
  • El tesoro: La capilla alberga el tesoro de la catedral y contiene algunas magníficas obras de arte religioso.
  • Las vidrieras: La catedral cuenta con magníficas vidrieras, sobre todo de los siglos XVI, XVII y XIX. 
  • El nuevo altar mayor de Michel Smolder:  Obra del escultor Michel Smolders, que lo talló en piedra de la cantera de Avins, al este de Huy.
  • El órgano del coro de Patrick Collon: inaugurado en 1977 por su entonces propietario, Jozef Sluys
  • El nuevo órgano de Grenzing: El instrumento tiene 4.300 tubos, 63 registros, 4 manuales y un pedalero. La construcción de este instrumento permite interpretar todo tipo de música de órgano, desde la antigua hasta la moderna. Todo ello gracias al genio y la audacia del organero alemán Gerhard Grenzing, establecido en Barcelona, que contó con la colaboración del arquitecto inglés Simon Platt.
  • Halcones: Además de su interés religioso, histórico y arquitectónico, la catedral ofrece un atractivo adicional proporcionado por una pareja de halcones peregrinos que, en época de cría, vienen a anidar en el último piso de la torre izquierda cada año desde 2004. Gracias al Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, una instalación de cámaras de vídeo permite a todo el mundo seguir la cría, la eclosión de los polluelos y la vida de la familia desde las pantallas instaladas en la plaza.

Información de interés

El decano de la catedral es profesor de teología en la universidad de Lovaina y tiene un blog.

Hay conciertos de carillón en las 49 campanas de la Catedral, del 4 de julio al 31 de diciembre de 2021, a las 14 horas.

  • 24 de diciembre – Navidad: Nadine GOVERS y Claire FROIDBISE
  • 31 de diciembre – Año Nuevo: Matthieu LENAERTS

Horarios y tarifas de entrada

Catedral: 

  • De lunes a viernes de 7 a 18 horas
  • Los sábados de 8 a 18 horas (las visitas sólo se permiten hasta las 17 horas)
  • Domingos y solemnidades de 8 a 18 horas (se admiten visitas a partir de las 13 horas).

La entrada es totalmente gratuita

Cripta románica:

Apertura: sólo con cita previa en Eglise et Tourisme Brussels: 02/219 75 30 – etkt@skynet.be
Entrada: 3 euros

Tesoro:

Por el momento, el tesoro no abre todos los días, sino:

  • Martes de 10 a 12.30 y de 14 a 17 horas,
  • Miércoles de 10 a 12.30 y de 14 a 17 horas,
  • Jueves de 14 a 17 horas,
  • Sábados de 10 a 12.30 horas.

 

Soyez le premier à commenter

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.


*